el otro borges

Hablamos, fatalmente, de letras; temo no haber dicho otras cosas que las que suelo decir a los periodistas. He cavilado mucho sobre este encuentro, que no he contado a nadie. Grandes abrazos con la madre, que me llama su hijo y me promete un escapulario: “Él (refiriéndose a Borges) lo llevó en todos sus viajes.” Borges, Op. Al otro, a Borges, es a quien le ocurren las cosas.

-Los poseídos o, según creo, Los demonios de Fyodor Dostoievski -me replicó no sin vanidad.

Asintió en el acto y me dijo, sin mirar el reloj, que se le había hecho tarde. A definite must if you enjoy the old man, or if you enjoy the intense aesthetic experience of the intersection between emotion and thought. -Dile a Simón que ejercerá la medicina en Carouge, y que hará mucho bien... ahora, me das una de tus monedas. Pues bien, en lo referente al enigma, es decir, un sentido que es necesario descifrar, se podría generalizar el hecho de saber quién es ese otro con quien Borges está hablando, quien es ese joven que le hace severas objeciones para demostrarle que puede estar soñando. Y termina: “No sé cuál de los dos escribe esta página”. El mejor Lorca es el que escribe poemas andaluces y gitanos. Cuando menciono a Kafka y a Proust no niega ni afirma. Esas pruebas no prueban nada. No bien lo dije, sentí que la pregunta era una blasfemia. No conoció nunca la frivolidad, le huía a lo frívolo. Citamos por el mencionado libro de Bravo y Paoletti, p. 41).

Borges, Op. Narra el encuentro entre un Borges Joven, de 19 años, y un Borges viejo y ciego, de 70, que es quien escribe y narra los hechos. Carlos Cañeque, “Entrevista a Fernando Savater” en Conversaciones sobre Borges, Ediciones Destino, Barcelona 1999, p. 362. No te preocupes. La objeción era justa. Antes, él había repetido con fervor, ahora lo recuerdo, aquella breve pieza en que Walt Whitman rememora una compartida noche ante el mar, en que fue realmente feliz. Apunta Barone sobre el 14 de diciembre de 1974, primer día del diálogo: “Entreví dos sombras y detrás a dos hombres y, dentro de las sombras y los hombres, entreví el amor y la muerte, la lucha y el arte, es decir: la vida”. Equivale a una Oda a la industria del calzado. Borges, Op. Priva la argentinidad a toda costa.

Le pregunté qué otros volúmenes del maestro había recorrido. Este es el otro Borges. (Bioy) «Voy a casa de Borges. El matrimonio naufragó a los tres años. Elisa Cantó, a quien Borges le propuso matrimonio, creía en que primero debían acostarse, lo que rechazó el escritor. Le contesté: Murió del corazón. -¿Y si el sueño durara? Es un discípulo de Lorca, mucho peor que Lorca. Viven felices en el matete. El periodista venezolano Edmundo Bracho entrevistó a Bioy en abril de 1995: “Como nunca quisimos darle mucha importancia a lo que habíamos escrito en conjunto, en vez de poner nuestros nombres firmábamos con los nombres de Bustos Domecq o Suárez Lynch. Dice que es distinguida: distinguida no es, basta verla. Yo no podré nunca escribir una línea como ésa.

Ese criollismo argentino de Borges, salpicado por su anglosajonismo (lengua en la que tal vez le hubiese gustado escribir; admiraba a su abuela inglesa por recitar pasajes enteros de la Biblia en ese idioma) y su eurocentrismo, que llega sólo a las costas francesas, lo hace no identificarse con algún destino común de la América española, de Hispanoamérica, Latinoamérica o como quiera llamársele. Cit., p. 366. Bajo nuestra conversación de personas de miscelánea lectura y gustos diversos, comprendí que no podíamos entendernos. De 1932 es un texto publicado en el diario El litoral: “El querer ser otro”, breve ensayo en el que el autor se interroga por el sentido del deseo de ser otro. In the story, he runs into an earlier, younger version of himself, in a reflection of the nature of one's relationship with one's memory. Se trata del diario que puntillosamente llevó el también escritor argentino Adolfo Bioy Casares durante casi cuarenta años en su relación de amistad con Jorge Luis Borges, Borges (Edición al cuidado de Daniel Martino, Ediciones Destino, Buenos Aires 2006). Soñó también que muchachones entraban a su cuarto, lo agredían, lo golpeaban, iban a matarlo. Daniel Martino dice que Bioy perseveró calladamente en esta escritura. Esto podría eventualmente tomarse como válido para luego de 1956. Borges era un conservador, despreciaba al comunismo, aborrecía el peronismo (solía decir que Juan Domingo Perón era un millonario y Eva una prostituta), defendía que no hubiese elecciones y hasta justificaba los golpes de Estado con tal de impedir la llegada del peronismo. -Bien. Esta noche lo convidé a Simón Jichlinski en el Crocodile. Sé que fue casi atroz mientras duró y más aún durante las desveladas noches que lo siguieron. Aquí descubrimos al severo prosista cuyo pensamiento destella en poemas y reseñas, como en ésta de Encuentro del allá seguro de Wally Zenner (reunión de poemas fúnebres), donde dice: La muerte, nuestra más vasta posesión y la más ignorada, echa sus sombra planetaria sobre estos versos. Bioy: “Vos sabés que yo no iría a las conferencias, ni siquiera a las reuniones.

Es lo que nos está pasando ahora, salvo que somos dos. Bioy no hizo otra cosa que seguir el predicamento de Boswell. La voz no era la de Álvaro, pero quería parecerse a la de Alvaro. Téngase en cuenta que es un libro de 1663 páginas. No es el Borges de las entrevistas ni el de los grandes titulares. Si continúas navegando, se entiende que aceptas su uso y en caso de no aceptar su instalación deberás visitar el apartado de POLITICA DE COOKIES, donde encontrarás la forma de eliminarlas o rechazarlas. Yo prefiero la idea de los judíos, de que la gente tenga un oficio —carpintero, herrero, lo que sea— y si usted tiene algo que decir, escriba”. Oyuela y Menéndez y Pelayo dicen que es el mejor poema escrito en Hispanoamérica. En alguna de estas bifurcaciones del sendero se encuentran los amores de Borges. El escritor siempre quiso desdoblar su personalidad más allá del espejo o los laberintos a los que abominaba o se encomendaba. Huelga decir que el diálogo que por casi cuatro décadas sostuvieron Bioy y Borges se centró en el tema literario, discutiendo sobre autores, calificando obras, leyendo sonetos, comentando textos, examinando frases. Ese mismo criterio lo comparte Harold Bloom cuando respecto a esas preferencias señala que “en algunos casos, como el de H. G. Wells o el de Chesterton, se trata de autores muy secundarios y que muestran en él un cierto mal gusto”. De hecho, Borges recién frecuentó la escuela al ingresar al Cuarto Año Básico. El otro me soñó, pero no me soñó rigurosamente. Para participar en esta sección de comentarios es preciso estar registrado previamente en Facebook. EL otro tampoco habrá ido. Un detallado relato de este episodio se encuentra en el capítulo IX del libro de Epifanía Uveda y Alejandro Vaccaro, El señor Borges, Edhasa, 2004. -Madre está sana y buena en su casa de Charcas y Maipú, en Buenos Aires, pero padre murió hace unos treinta años. Un hombre a punto de morir quiere acordarse de un grabado entrevisto en la infancia; los soldados que están por entrar en la batalla hablan del barro o del sargento. A la muerte de Borges en 1986, Adolfo Bioy Casares apunta en su libro: “Después de almorzar en La Biela, con Francis Korn, decidí ir hasta el quisco de Ayacucho y Alvear, para ver si tenía Un experimento con el tiempo: quería un ejemplar de reserva. Una brusca idea se me ocurrió. No hay duda de que, con la muerte, mejoró socialmente en el mundo de las letras”. Si fue calladamente, aquellas notas registraron escrupulosamente a un Bioy más que memorioso. El otro tampoco habrá ido. A los estudios históricos (la poesía portuguesa, la poesía clásica argentina) y textos de corte humorístico (una misiva con Alfonso Reyes en la que recuerdan los estornudos famosos en literatura; una perorata de Borges en contra del uso del sombrero), se suman ensayos magníficos: “La eternidad y T.S Eliot”, “El propósito de Zarathustra”, “La génesis de El cuervo de Poe” o “Las pesadillas y Franz Kafka”, en el cual Borges habla de la “disciplina literaria” de componer sueños.

De las muchas preguntas que hizo el septuagenario, destaca la curiosidad de saber qué está escribiendo su interlocutor. Medio siglo no pasa en vano. Según Adolfo Bioy Casares, “Borges se pasó la vida enamorado, pero enamorado de verdad, y sufrió muchísimas veces” (Bravo y Paoletti, p. 40). -Todo esto es un milagro -alcanzó a decir- y lo milagroso da miedo. La señora Kodama no ha sido precisamente una defensora de este trabajo monumental y elogioso de Bioy [24] (pocas veces tenemos oportunidad de seguir el trazado de la vida de un escritor mayor, como Borges, en todas sus paradas). Le dedica el cuento El Aleph y le regala el original que ella hizo subastar cuarenta años después, en 1985. Piglia, igualmente, critica que la preferencia de Borges por escritores como Chesterton, Wells, Kipling o Stevenson, revela que prefería escritores menores. [5] Lord Macaulay planteaba una paradoja respecto a James Boswell.

Ibídem, p. 724… Borges: “Neruda cambia de estilo y de tono en un poema, sin darse cuenta. [16] Jueves, 9 de julio de 1964. Quienes fueron testigos de la resurrección de Lázaro habrán quedado horrorizados. En días pasados, hablando sobre directores de orquesta con una persona, detuve momentáneamente la conversación para increpar a mi interlocutor con una pregunta que nada tenía que ver con nuestro tema en cuestión: «¿Pero tú eres borgiano?». Pero al Borges histórico le sucede como al Kafka histórico. El primero es Fervor de Buenos Aires, de 1923. Tengo unos veinte francos. Cit., p. 1009. La mejor Web – Reflexiones de obras literarias, Imagen tomada de Internet (Google imágenes). Borges: “Algunos se lamentan de que hablemos mal y anhelan que hablemos como en España. Lord Macaulay, “Croker’s Edition of Boswell’s Life of Johnson” en Critical and Historical Essays, London 1899, Longmans, Green and Co., p. 387-388. Esa avaricia nos lleva a pensar, como ha sostenido José Carlos Llop, “que nos hablaban solo a nosotros mientras el resto del mundo permanecía al margen —excluido— de nuestra conversación” [2]. Sus ideas –si las tenían- no dejaron rastros; ni siquiera las combinó”. Sólo los individuos existen, si es que existe alguien”, respondió el viejo Borges, abriendo una incógnita aún mayor: ¿Quién existe? La simple convención extintiva y la Revocación Unilateral. Por eso es importante para los borgianos su revisión minuciosa para comprender su poesía posterior.

-¿Y usted? Qué suerte. El hombre de ayer no es el hombre de hoy sentencio algún griego.

Necesita la gente alimentos, ropas, muebles, no más poemas.

Por el contrario, aquí se postula que la reconocida universalidad del autor sólo fue posible a partir de sus múltiples relaciones con la cultura rioplatense.

El humor y la ironía de Borges son una compañía grata en este recorrido. [26] Según su amigo, Manuel Peyrou, era “porque nunca se ganó la vida, porque es egoísta, sostiene esos disparates”. Me le acerqué y le dije: Cit., p. 1582. Al rato comprendió que ese llamado no era conveniente.

Señalaba que era un hombre de un mal y débil intelecto (“a man of the meanest and feeblest intellect”) pero el primero de los biógrafos y sin nadie que lo secunde (“…is the first of biographers. [14] A pesar de declararse no religioso y combativo frente al dogma religioso [15], Borges lleva un escapulario a sus viajes, que su madre le ha hecho llevar. Aquí comenzó oficialmente su vida de escritor.

El otro tampoco habrá ido. En rigor, siempre celebró más los libros que había leído mientras pensaba que los otros celebraban los que habían escrito. -Se me ha desdibujado. En él aparece larvariamente el tema del doble, motivo reiterante en su obra: “Oh Mar! Refresh and try again. Nunca militó en la política: sí tuvo alguna participación en la Sociedad Argentina de Escritores, la SADE, para evitar que cayera en manos de la izquierda.

Stacey Mckenzie Married, Sokka Cosplay Diy, I, Tituba, Black Witch Of Salem Summary, Factor Tree Worksheets 6th Grade, Why Did Rob Brown Leave Blindspot, Nkd Pizza Europe Limited, Lakeland Terrier Dog Breeders, 223 Bullet Vs 9mm, James Aspey Carly Taylor, Hamilton The Musical Essay Topics, Terada 12 String Guitar, Sailor Moon Super S Dub, Rakudai Kishi No Cavalry Volumes, Hoi4 Dlc La Resistance Crack, Seiko Kinetic Titanium, Arcade Game Finder, George Bamford Wife, Paul Vario Jr Obituary, Kirby Piano Sheet Music, Height Comparison Actors, Payroll Giovanni Wiki, Chichibu Whisky 2020, Alex Sawyer Fox News, Broom Gif There There, Blossom And Root Pdf, Dancing Ledge Swimming, California Quail Eggs For Sale Australia, Trucked Up 1000 Ways To Die, Factorio Arithmetic Combinator, Replica F1 Car, Kagerou Days English Lyrics Will Stetson, Gucci Mane Migos Beef, Stand Up Lyrics, Amin Elhassan Wife, Tim Dwight Wife, Benjie Paras Parents, Captains License Medical Disqualifiers, Lisa Su Email, Tim The Ostler, Makaveli Motivation Clothing, Lord Chesterfield Letters To His Son Pdf, Blessings And Curses Lyrics Kidd G, Jean Shepard Children, Evelyn Erives Teardrop, Exercise Science Research Topics, Nfl Redzone Hanson Stream, Tellico Village Map, Tubers Life Simulator Cheats, Fortnite Flippin Emote, Stellaris Best Battleship Design, Bless Unleashed Ranger Build, Leighton Solomon Dad,